Sugerencias metodológicas a partir de una canción

Elena Selfa
socia de Aulodia, fue miembro del programa Música a l'Escola de la consellería de Educación. Actualmente es profesora de Secundaria en el IES de Picanya

La primavera es un momento propicio para cantar. Canta la Naturaleza, todo a nuestro alrededor rebosa de color y sonido, hay grandes contrastes ambientales: truena y relampaguea, sopla el viento, llueve, chispea, sale el sol (calma), después cantan los pájaros... Todo el entorno es sugestivo e invita a la imitación, la desinhibición y la creación tanto vocal como corporal.
Aprovechando este "ambientazo" se proponen algunas sugerencias para, a través de ese estupendo recurso musical que es la canción, trabajar algunos contenidos musicales en distintos niveles (Educación Infantil y Primer Ciclo de Primaria).
Se plantean actividades concretas a realizar en los dos ciclos, pero es evidente que cada profesor adecuará las más apropiadas al momento en que se encuentren los niños. La propuesta pretende ser abierta.

* En el compás 9 hacer una especie de silbido en glissando ascendente, de do a do'. Es conveniente acompañar en este punto o durante toda la canción con el carillón alto (o un instrumento de tesitura semejante), para controlar mejor la afinación de los niños dentro del ámbito de la escala.

Sugerencias de trabajo

E. Infantil ( 0-3 años)

Los niños pueden ir aprendiendo la canción poco a poco, contextualizada dentro de situaciones "primaverales" de las que en ella se describen. Es conveniente afianzar la interpretación de los primeros 8 compases y posteriormente introducir los cuatro últimos si se considera oportuno.
La primera propuesta podría ser dramatizar la canción con gestos; por ejemplo:

ix el sol: círculo estático hecho con los brazos situados por arriba de la cabeza.
cau la pluja: los dedos de las manos se mueve imitando una ducha.
s'obrin les flors: gesto de abrir, describiendo un círculo grande en el aire con los dos brazos.
és primavera: con la manos a la altura de la cabeza, girar las muñecas como gesto de alegría.
els pardalets canten, volen: simular el vuelo y el canto girando sobre sí mismos,
i de sobte: dar una patada en el suelo.
bufa el vent:soplar con los mofletes muy hinchados.

Por supuesto, pueden ser éstos u otros gestos que irán surgiendo si la canción es del agrado de todos. De este modo, los niños vivenciarán la canción como vehículo de transmisión de ideas y emociones.

E. Infantil ( 3-6 años)

A partir del canto de la canción se puede proponer a los niños la imitación con la voz, el cuerpo, los objetos o instrumentos que tengan a su alcance, de algunas de las situaciones propias de la primavera (tormenta, paseo por el campo...), de tal forma que creen paisajes o escenas sonoras en las que se integren todos los elementos mediadores de la expresión musical y en las que trabajaremos fundamentalmente el timbre y la intensidad. Podemos proponer también la sonoriazación de láminas en las que aparezcan escenas de primavera.
A través de esta misma canción, los niños pueden acompañar la línea melódica con el movimiento corporal, siempre por imitación. De esta forma utilizaremos la canción como medio de conocimiento de los elementos constitutivos de la música (en este caso la melodía), y comenzaremos el proceso de representación a través del movimiento corporal. Por ejemplo:

compás 1 compás 2 compás 3 compás 4
cuclillas agachados de pie puntillas

En los compases 5-8 los niños irán agachándose progresivamente marcando la pulsación con manos sobre piernas.
Si han aprendido la segunda parte de la canción, podemos montar pequeñas coreografías como la siguiente:

Primer ciclo de Primaria

Una vez cantada la canción, podemos ir jugando a interiorizar frases sustituyendo éstas por gestos, con combinaciones diversas y acrecentando el grado de dificultad, hasta llegar a interiorizarla toda. Después de cantarla podemos proponer juegos como el siguiente:

De esta manera habremos tratado de reproducir el movimento pancromático (en glissando) o diatónico por medio de la voz, el movimiento o los instrumentos de láminas.

Con la simple interpretación del recurso propuesto, los niños estarán trabajando una canción de la escala por grados conjuntos y saltos de tercera.

Podemos conseguir un grado más de dificultad si vocalizamos la canción con sílabas diversas (un, ma, ti ) y acompañamos la altura de los sonidos con los gestos de la mano. Hay que hacer notar que el grado de dificultad también se acrecienta por el paso del gesto global (todo el cuerpo), propuesto hasta ahora, al gesto de la mano.

VOLVER/TORNAR